martes, septiembre 18, 2007

Recipe


Cuando uno se engripa, se jodió. Equivale al dictamen de una mujer que ha decidido mandarte largo al carajo. Nada que hacer. Moverse lo indispensable, sorber infusiones, mirarse los pies, tomar sopa frente al televisor o sumergirse en la lectura de una comedia shakesperiana.

Mucho ruido y pocas nueces.

Nada útil. Transitar las rutas elípticas de los astros, dormir y dejar correr en la brisa húmeda el aroma de la prenda íntima de una desdibujada amante.

Mirarse los pies y esperar.