miércoles, febrero 28, 2007

Palabras

La grosería siempre es obvia e impertinente, nadie pasa de una grosería sólo porque es obvia, ni atenúa su peso con salidas ligeras. Es difícil creer en el genio que no posea un mal genio.