martes, agosto 28, 2007

Viene el lobo, viene el lobo.





Esto no me está pasando a mí. A mí no. Es la expresión común de los abordados por las desgracias; los cuernos, el diagnostico de una enfermedad terminal, la caída en la desventura, el adiós. No me gustas, chico, no me gustas; y dale, con el tiempo aprenderás a amarme.
Negación.
Otro de los tópicos: Confundir revolución con rebeldía: las revoluciones son buenas, las revoluciones son progresistas y libertarias. Las revoluciones son estados de ánimos, momentos de inspiración, de eso hablaba el viejo León Trostky. Entonces ¿luego de la inspiración? El vacío, el exilio o el piolet atravesando el cráneo de sus hijos. Saturno en la mesa con sus crios al graten. Zinoviev a la spiedo, risoto de Ocha, marinada Cienfuegos, Lin Piao cantonesa Only One.
Stalin, Kill Il Sun, Pol Pot, Mao y Fidel, dignos e incuestionables sujetos de la historia, han comandado el exterminio de los enemigos del progreso y de la libertad de los pueblos. Con los cubiertos en los puños, golpearon la mesa, insaciables, supieron exigir otro y otro plato para el festín, siempre vitalicio, del poder personal.
A la democracia liberal burguesa se le opone la democracia popular, al neo liberalismo, la dictadura del proletariado (dictadura de la burocracia o el socialismo real a lo Enver Hoxa) Los argumentos son letanías. La democracia popular se muda en la pérdida de la libertad individual, del estado de derecho, del equilibrio y contrapeso de los poderes, de la identidad; y se esboza en el desleimiento del individuo en el colectivo, en la participación directa del pueblo junto al caudillo, en su enajenación al líder y a su ejercito pretoriano; la fatalidad se consuma en la elevación a los altares de un paladín insustituible, conductor, pensador, mentor e interprete de las necesidades de de su pueblo. ¿Constituyente? ¿Debate? ¿Aporte? Para qué carajo, si Hugo rey me interpreta y sólo Hugo salva; arrepiéntete, el fin se acerca y a mi me llaman el negrito del Batey porque el trabajo para mi es un enemigo, si Hugo paga, el trabajar se lo dejo yo al buey. Y así, prohibido optar, él pueblo a través de la sabiduría del caudillo manda (así, así, así es que se gobierna), el reyezuelo libertador librará por todos. Sólo se entiende este peo y se llega a lo cierto y verdadero a través de él, cualquier otra alternativa es contraria a los intereses del indiscutido.
Deténganse en la palabra, saboréenla, IN DIS CU TI DO. Sus imperios duran mil o cien años. Confusión ¿Ingenuidad? Cabronería sobria de Earle Herrera.
¿Cómo se hace posible el mandato redentor? Propaganda, desinformación, manipulación de los resentimientos, ultra nacionalismo, burocracia, corrupción, ocupación de todos los espacios, tergiversación, reino del caos y sobre todo dos, tres, cuatro cortinajes de trapos rojos, desfachatez, banderillas, picadores. Resultado: parálisis, incapacidad de quienes se oponen a la hegemonía totalitaria a utilizar sus fortalezas para responder y defenderse de una estocada fatal.
Sólo te lo voy a arrecostar:
No chico esto es inviable, este pueblo tiene reservas democráticas, eso no nos va a pasar. O, mira, vacílatela, vive lo que puedas, aprovecha. Hay plata en la calle, la vida es una y dura 24 horas. Ya vienen los estudiantes. No, no, son los transportistas. Banalización. Rochela. Tira, tira que el mundo se va a acabar. La grandeza de este pueblo es que se toma sus desgracias en broma y hace de ellas un chiste rojo. Chévere todo, absolutamente todo; qué chéveres y cambur pintón, muera el aburrimiento. Como vaya viniendo vamos viendo. De liana en liana, andamos como Tarzán de la selva, creyendo estar a salvo del foso de los cocodrilos. El tipo se cae solo, la revolución está podrida y de nuevo, los militares, ya vienen los militares, compren velas, el gobernador de los ojitos bonitos es el Pinochet de este proceso, guarden enlatados; los adecos son peligrosísimos en la clandestinidad; chica ¿viste lo barato que está pegarse una vueltecita por Europa? ¿Y la reforma? ¡Sácamelo Berroteran¡ no ves que es inviable, el tipo se cae solo, hay mucho bolivariano podrido en real y a pesar de toda bulla, nos están editando burda, ¿ Y la cantidad de centros comerciales en contrucción? Jorge Rodríguez lee a las nuevas generaciones y hasta le comenta aaaa...las masas se mueren por darnos fama, tenemos una superimprenta, son unos brutos e ineptos, esto está como mango maduro, los londinense deliran al escucharnos interpretar y cuidado si repetimos en American Idol.
Pedro, desde hace tiempo, parece que nos comió el lobo.