sábado, febrero 19, 2011

Rimbaudiana

Si todos los poetas se dejaran la cresta
y usaran pajaritas,
pusieran en el mascarón de proa
a una perra
e izaran las velas como páginas en blanco
al proclamar sus estéticas en Trafalgar Square
de nuevo sucederían cosas
con el énfasis de aquellos años
el pistoletazo
en la volátil casa en Camden Town
donde fue miserable
Mathilda

II

A mitad de la noche,
entrada la madrugada
aparece José Antonio Ramos Sucre,
saco negro
su franela de Ramones
y los botines Converses.
Trenza el hilo inaudible,
de un monólogo –estrofas cortas
sobre esfinges, barcos, manatíes.
Triste Doctor Pepper


In the middle of the night...

In the middle of the night,
approaching dawn
José Antonio Ramos Sucre appears,
black coat
his Ramones t-shirt
... and Converse high-tops.
He braids the inaudible thread,
of a monologue –short stanzas
about sphinxes, ships, manatees.
Sad Doctor Pepper.

(Tr. Guillermo Parra)