martes, noviembre 14, 2006

Breve fragmento del terror

Ernesto Che Guevara, escritor homenajeado por Filven 2006

Como no hay que apartarse del espíritu de los tiempos y en la Venezuela militarista y bolivariana se aconseja rendirle homenaje al poeta eres tu como dijo el poeta; no quiero dejar pasar la preciosa oportunidad de recoger una brevísimo fragmento poético de Ernesto Guevara publicada en La Voz Impresa del Tercer Mundo, La Tricontinental:


La gran enseñanza de la invencibilidad de la guerrilla prendiendo en las masas de los desposeídos. La galvanización del espíritu nacional, la preparación para tareas más duras, para resistir represiones más violentas.
El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.
Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión; hacerla total. Hay que impedirle tener un minuto de tranquilidad, un minuto de sosiego fuera de sus cuarteles, y aun dentro de los mismos: atacarlo dondequiera que se encuentre; hacerlo sentir una fiera acosada por cada lugar que transite. Entonces su moral irá decayendo.
Se hará más bestial todavía, pero se notarán los signos del decaimiento que asoma.
...
Eso significa una guerra larga. Y, lo repetimos una vez más, una guerra cruel. Que nadie se engañe cuando la vaya a iniciar y que nadie vacile en iniciarla por temor a los resultados que pueda traer para su pueblo. Es casi la única esperanza de victoria.
Ernesto Che Guevara, escritor homenajeado por Filven 2006