lunes, octubre 13, 2014

Chemicals collide

IC

I


Entre todas estas piezas estás tu, alegría, como un himno fracturado, 
Estás tu, avellana de la vida, confusa nuez que naufragas, cada vez que intento hacerte palabra, voluntad del ser, irse muy lejos, 
 "y la palabra se hizo carne" en esos diminutos filamentos  bifurcada alegría, de mi risa y de mi angustia, paisaje desolado, el lugar dónde ya no pertenezco; y aún así el sol levanta en el horizonte, es un pequeño infarto, alegría, al borde de los abismos del mundo, tu luz.

II

En la silla de playa, al borde de la piscina, esmeralda sucio por las hojas del abeto, es sólo una piscina, repito, es parte del agua del mundo contenida a tus pies, repito, alguna vez tuve el mar, todo el mar del mundo a mis pies en Araya o en cabo Codera, y la juventud y una tierra para envejecer, el recuerdo teje hacia el pasado y el asunto explota, decir es hacer, producir un sonido, suena y es nostalgia, la belleza me hizo alegre e infeliz; al pie de la piscina, bebo un trago fuerte de whisky, el verde y el mar, toda esa química del universo, es incapaz de mantenerme vivo en un mismo estado de anhelo, juventud ¿ Cuál es la sinfonía a la que apelas ? La risa, una repetición de sonidos, la garganta es un tambor, el conflicto no cesa, íntimo reconocimiento, mundo escrito, hay gente que muere, otras lloran a sus muertos, pereciste con el relámpago, en la necesidad de mantener viva una hoguera para calentarnos al borde de la piscina y reírle juntos con todo el hambre del mundo al rostro hermoso que nos mira.