viernes, septiembre 15, 2006

El caso Nohely Arteaga

El grupo se reunió por primera vez en enero del 2004. Habíamos comenzado a leer con método algunos cuentos de Julio Cortazar. Recuerdo que de inmediato surgió la discusión tópica, Cortazar ¿Escritor de cuentos o de novelas? Nos hubiéramos enfrascado en esa interminable disputa, recurriendo a separatas, monografías, estudios, tesis y a más de un árbitro consagrado de no ser por Glo. Glo es una de esas mujeres que pervierten la dinámica de un grupo; desenfadada y sarcástica, poca veces tierna y muchas otras mordaz, es doctora y la llamamos House. En este punto el amigo Urriola se preguntará ¿Qué tiene que ver Glo con la diva lectora? Esta amiga es una de esas lectoras insaciables, lee de todo y sin prejuicios. A pesar de ser la más cáustica en los epílogos de los talleres, a la hora del té, de las cervezas o del vino, es benevolente; demasiado diría. Cuando le reclamamos su flexibilidad, ella rebate que sólo siendo benevolente se disfruta de la lectura. Continuará preguntándose el amigo Urriola ¿Qué tiene que ver el pié con el trino de un mirlo? Glo pertenece a un grupo de lectoras que se reúne todos los miércoles, primer indicio; segundo indicio, le atrajo mucho el cuento de Queremos tanto a Glenda; tercer indicio, me ha hecho en reiteradas ocasiones la misma pregunta, ¿Por qué ningún escritor venezolano se atreve a halagar públicamente a una diva mientras, por ejemplo, Gabriel García Márquez declaró sin enojo que Muriel Hemingway era la mujer más bella del mundo? Allí tienes el cuento de Julio Cortazar, Glo insistía, le rinde un homenaje a Glenda Jackson sin temer perder con ello gracias ni virtudes ¿Y ustedes? El problema de los escritores venezolanos, acotó, es que pasan su tiempo entre exaltaciones y descalificaciones inter tribales e ignoran o no les interesa saber, porque no es fea e intensa como Simone de Beauvoir, que Noehely Arteaga se reúne todos los miércoles, con un grupo de diletantes, a hablar de literatura. Entonces amigo Urriola, caí en cuenta, no sólo hay un culto sino todo un ritual.