viernes, diciembre 07, 2007

El coronel no tiene quien le escriba, una lectura del camarada Lara



A decir del excelentísimo William Lara, ministro del poder popular para la información, el uso del vocablo mierda, empleado por el ciudadano presidente de la RBV junto a su alto mando militar en pasada rueda de prensa, reivindica el renglón final de El Coronel no tiene quien le escriba, obra universal y trascendente.

No le falta razón.

Al constatar los anaqueles vacíos en abastos, panaderías y supermercados el vulgo puede responderse de una manera culta y literaria, sin tantas elipsis o eufemismos burgueses

¿Y ahora que vamos a tomar?

Mierda.

Seamos justos, la obra del premio nobel legitima el uso de las altisonancias; entonces, hay que reformularlo todo:

Los partes de comienzos de semana del ministro del poder popular para la policía deben ser emitidos libres de prejuicios capitalistas. Así: "el pasado fin de semana amanecieron en la morgue con el culo quebrado ocho pendejos, veinte maricos y unas treinta tristes putas que andaban en un desnalgue babilónico. O, en una lucha por territorio dos bandas arrechas de narcotraficantes se clavaron a diez pajúos. Unos güebones se escoñetaron en sus carros por andar como unos coños de su madre por las autopistas; todo el mundo quedó vuelto una mierda".

Pero hay que darle rango a una vulgaridad por vez, vulgo es pueblo. El populismo es una vulgaridad. Sólo los hombres ilustres como Uslar Pietri o el presidente dan la pauta; entonces, quedémonos en la mierda reciente:

Pregunté por papel tualé y me mandaron para la mierda
¿Caraotas? No se encuentran ni en la mierda
Haremos unas hallacas de mierda
Hay que hacer una cola de mierda en un Mercal de mierda para que te den un pernil de mierda
En cualquier parte te atracan y te vuelven mierda
!Qué Bolívar fuerte! pura mierda
¿Van a hacer una lista para botar a la gente que se abstuvo o votó por el NO? esta gente si que es mierda
Entonces acudiremos a los tribunales de mierda
Fui a poner la denuncia a la policía: una mierda.
Caí en un hueco y el tren delantero del carro se me volvió mierda
En los hospitales en vez de algodones hay mierda
Y los médicos cubanos de barrio adentro me recetaron más mierda
El CNE no termina de dar el resultado final de las actas de votación de la victoria de mierda
Hay que reconciliarse, aunque los otros sean una mierda
¿Será verdad que el alto mando militar presionó a Chávez para que reconociera el triunfo del NO?:
!Patria, socialismo o mierda ¡
mierda, mierda y más mierda


Ministro, recuerde con exactitud aquel glorioso final de la pequeña gran novela de Gabriel García Márquez y verá cómo en verdad usted sin pretenderlo ha dado en el clavo:

¿Y que vamos a comer ahora?
¡Mierda!